top of page

Keyloggers: ¿Qué son y cómo protegerse?

Ser conscientes de las prácticas seguras en línea, mantener los dispositivos actualizados y contar con herramientas y procedimientos de seguridad confiables son indispensables para protegerse en línea.

La información personal y confidencial se encuentra en constante riesgo y es de suma importancia estar al tanto de las diversas amenazas que pueden comprometer la seguridad tanto de personas como empresas. La empresa especializada en realizar pruebas de seguridad integrales y continuas, Fluid Attacks explicó que son los keyloggers y cómo evitar que estos roben la información.


También conocido como registrador de teclas, el keylogger es un tipo de malware diseñado para interceptar y registrar de manera discreta todo lo que se escribe con el teclado de un dispositivo, logrando capturar así información confidencial como contraseñas y nombres de usuarios, hasta números de tarjetas de crédito y conversaciones privadas, sin que el usuario lo note. Los atacantes pueden posteriormente usar estos datos para cometer robos de identidad, fraudes financieros e incluso chantajes.


“Aunque puede no ser muy acertado, dentro de la categoría de keyloggers también suelen incluirse herramientas de software que registran más que solo pulsaciones de teclas. Por ejemplo, algunas toman capturas de pantalla del dispositivo objetivo y otras registran todo lo que el usuario copia o corta y es almacenado temporalmente en el portapapeles de su dispositivo. Además, están aquellas que logran grabar audio, capturas de cámara y datos de GPS. Todos estos keyloggers pueden estar presentes en nuestros computadores, teléfonos móviles o tabletas sin que nos demos cuenta”, explica Vladimir Villa, CEO de Fluid Attacks.


Algunas señales de que una organización o persona debe tener en cuenta para descifrar si sus dispositivos han sido afectados por un keylogger es la ralentización del rendimiento al abrir y ejecutar un navegador o aplicación, la aparición de ventanas emergentes, mensajes de error o interferencia en la carga de sitios web. También la aparición de íconos nuevos en el escritorio o en las bandejas del sistema y retrasos al escribir con el teclado o al mover el mouse.



La prevención es fundamental para salvaguardar la privacidad de la información sensible de los diversos usuarios, por lo que Fluid Attacks recomienda no seguir enlaces con mensajes sospechosos, no descargar archivos de procedencia desconocida y dudosa, evitar el uso de dispositivos y redes públicas y mantener un buen antivirus. Asimismo, recomiendan utilizar un gestor de contraseñas, activar la autenticación de múltiples factores y utilizar un teclado virtual al ingresar información sensible en un computador.


Lograr eliminar este tipo de malware suele ser una tarea ardua, ya que son sumamente sigilosos y permanecen ocultos en diferentes áreas de un sistema. Ante esto, los expertos recomiendan elaborar un inventario del software dentro del dispositivo y examinar el administrador de tareas del dispositivo para ver qué programas se ejecutan por defecto.


Asimismo, resaltan la importancia de verificar cuáles son los archivos que se actualizan con frecuencia, ya que esto podría indicar la grabación continua. Una vez que se hayan detectado los programas sospechosos, la idea es buscar información sobre ellos y verificar qué son para determinar si es necesario eliminarlos. Si la eliminación directa no es una posibilidad, los usuarios deberán formatear su dispositivo.


“Los keyloggers representan una seria amenaza para nuestra privacidad y seguridad en línea. Estos programas silenciosos tienen la capacidad de recopilar datos confidenciales sin nuestro conocimiento. Para protegernos de estos peligros, debemos ser conscientes de las prácticas seguras en línea, mantener nuestros dispositivos actualizados y contar con herramientas y procedimientos de seguridad confiables. Una sólida postura de prevención en ciberseguridad es fundamental para mantener nuestra información sensible a salvo de manos malintencionadas”, concluyó Villa.


Comments


bottom of page